Episodio 74: “Gigantes”

Notas del episodio

Temas a tratar:  

  1. Copas de ira (03:04)
  2. Armagedón (10:15)
  3. Plántate (19:42)

Desarrollo

1. Copas de ira

Las copas, los sellos y las trompetas son básicamente lo mismo.

Cuando las trompetas sonaban un tercio de la creación era sacudido.

Cuando se voltean las copas, no es un tercio, es completo.

No tenemos que esperar hasta el día del juicio final para que Dios opere por su pueblo.

No es el día del juicio para los cristinos, es la entrada a eternidad.

Leemos Apocalipsis 15: 5-7 (RVR1960)

El tabernaculo de Moises es una sombra del verdadero que está en el cielo. Un patrón en la tierra de lo que hay en el cielo.

Nos preguntamos ¿hasta cuando Dios va a permitir tanta maldad? pero llega un momento en que estas copas se llenan con la maldición de la humanidad.

La copa llena muestra que el tiempo ya acabó.

La trompeta es para arrepentirse pero llega el momento en que Dios dice: hasta aquí, no más.

Hay dos copas: la de incienso que es de bendición y la de ira.

En su momento Dios las volteara.

2. Armagedón

Leemos Apocalipsis 16:12-14 (RVR1960)

El enemigo usa el dragón, las bestias y falsos profetas para lanzar mentiras.

Hay muchos que creerán la mentira (2 Tesalonicenses 2:10-11) pero nuestra seguridad es mantenernos en Jesús que es la verdad.

Leemos Apocalipsis 16:15-16 (RVR1960)

¿Qué es la batalla de Armagedón?

Recordemos que Apocalipsis son símbolos, patrones que suceden a lo largo de la historia.

En la vida cristiana vas a tener tu Armagedón. Un momento donde el enemigo lanza todas sus armas para detenerte, pero también es un momento de confiar en Dios.

Esta batalla por momentos es espiritual y cuando es espiritual descansa en Dios.

  1. Mayor es el que está en mi que el que está en el mundo (1 Juan 4:4).
  2. La única institución que el diablo no puede derrotar es la iglesia (Mateo 16:18).
  3. Cuando es espiritual no peleo con armas naturales, voy a meterme más sólido en la verdad que es Dios (Efesios 6:10-13).

Como el dragón se paró frente a la mujer, así el enemigo va a tratar de detenerte, pero como Dios hizo por Israel en el valle de Meguido, lo hará por nosotros (Jueces 4).

Lo que Dios hizo una vez lo hará otra vez.

El juicio final de una prueba, es una victoria final. Dios va a pelear por ti.

3. Plántate

Es importante discernir en qué etapa nos encontramos.

Esta batalla de Armagedón es el último intento del enemigo de prolongar los tiempos.

“Si estás atravesando el infierno, sigue caminando” – Winston Churchill

Un gigante es simbolismo de una prueba grande.

Ni en Egipto, ni en el desierto había gigantes, solo en la tierra prometida.

Cuando estás enfrentando un gigante ¡Felicitaciones, estás cerca de la promesa!

Lo mismo con Armagedón, el enemigo está en las últimas, puedes gozarte en que la victoria final te es prometida. Descansa en Jesús, en su revelación.

¿Cómo actuar en la batalla?  Plántate en la verdad, en la gracia de Jesús, en su revelación.

No importa las mentiras del diablo, pase lo que pase Dios te dará la victoria.

El creer correctamente lleva consigo actuar correctamente.

Cuando estés en el Armagedón es momento de comprobar lo que estás creyendo.

Plántate en la verdad.

Aunque no siempre es lo que parece, en tiempos de oposición no entres en oscuridad, mantente en la luz siempre.

Queremos escucharte

Aquí podrás dejarnos tu pregunta a través nota de voz y al final de cada episodio escogeremos aquellas preguntas que avancen la conversación de la mejor manera.